Ecumenical Water Network

La REDA es una iniciativa de iglesias y organizaciones cristianas que trabajan para conseguir el acceso de todos al agua

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / Noticias y Eventos / Autoridades desatan nuevos conflictos en Montaña Las Granadillas

Autoridades desatan nuevos conflictos en Montaña Las Granadillas

01 de enero de 2001

Nuevos brotes de conflictividad se desataron en La Trementina, Zacapa, cuando autoridades locales, entre ellas la gobernadora y un diputado departamental, con lujo de prepotencia y acompañados por finqueros, derribaron recientemente dos parales gruesos de madera que los comunitarios habían puesto en una propiedad privada, a fin de impedir el paso de transporte pesado con madera proveniente de La Montaña Las Granadillas.


Mayra Rodríguez (ALC)
Ciudad de Guatemala, miércoles, 18 de abril de 2012

Téngase en cuenta que tal propiedad privada surte de agua a una veintena de comunidades en dos departamentos del oriente de Guatemala, caracterizado por la aridez de sus suelos y sus veranos secos con temperaturas de hasta 42 grados farenheit.


Un comunicado hecho público por la Iglesia Luterana Guatemalteca, destaca que el 15 de abril pasado, agentes de seguridad de la Policía Nacional Civil, las Fuerzas Especiales Policiales y elementos del Ejército llegaron al lugar, con vehículos artillados de la zona militar 705 de Zacapa y con abuso de autoridad, y derribaron los trozos colocados por las comunidades campesinas en la finca privada Loma Larga, dada en usufructo a las comunidades y a la Asociación para la Protección y Defensa de la Montaña Las Granadillas. Los mismos servían para evitar el paso de camiones cargados con madera proveniente de los bosques de la finca Tachoró y la Montaña Las Granadillas.


Las fuerzas de seguridad cumplían órdenes de las autoridades locales, acompañadas por funcionarios del Instituto Nacional de Bosques, de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres y los hermanos José Juan y Renato Olavarrueth, de la finca Tachoró.

Al lugar se hicieron presentes los vecinos que permanecieron, de manera pacífica, pidiendo que no derribaran los parales, mas no fueron escuchados.

Ante esta situación las comunidades campesinas realizaron ayer una asamblea comunitaria con el acompañamiento y asesoría legal de abogados defensores de derechos humanos y, con la observación de Brigadas de Paz Internacional en Guatemala, decidieron reinstalar, inmediatamente, nuevos parales que permiten el paso de vehículos pequeños, pero no el transporte pesado, con la firme convicción de que no están infringiendo la ley, sino evitando el paso de madera de los bosques que alimentan las fuentes de agua en la parte alta de la Montaña Las Granadillas.


Pese al temor y la tensión social, los comunitarios están dispuestos a seguir resistiendo pacíficamente y esperan que las autoridades respeten ese derecho, de manera que han decidido denunciar judicialmente los hechos del domingo pasado y, en esta semana, viajarán a la Ciudad de Guatemala para denunciarlo públicamente a través de una conferencia de prensa, con la finalidad de que estos hechos no se repitan, y no se creen situaciones violentas que derivan en la persecución y criminalización del liderazgo comunitario.


Tanto la Asociación para la Protección y Defensa de la Montaña Las Granadillas, como la Iglesia Luterana Guatemalteca (ILUGUA) y asociaciones locales, con el acompañamiento de colectivos ecologistas, han estado trabajando en una iniciativa de ley que declare como reserva protectora de manantiales a la Montaña de las Granadillas, la cual está en proceso de análisis en el Congreso de la República; acción que tampoco es bien recibida por los propietarios de fincas aledañas, dedicados a la explotación forestal, por ver afectados sus intereses.


FOTO: Imagen captada con un celular, muestra al liderazgo comunitario solicitando que no se retiren los muros que bloquean el paso a camiones con madera proveniente de la Montaña Las Granadillas.

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)