Ecumenical Water Network

La REDA es una iniciativa de iglesias y organizaciones cristianas que trabajan para conseguir el acceso de todos al agua

Usted está aquí: Inicio / Nuestra labor / Noticias y Eventos / La Red Ecuménica del Agua pide que se adopte un enfoque global en las cuestiones relacionadas con el agua

La Red Ecuménica del Agua pide que se adopte un enfoque global en las cuestiones relacionadas con el agua

La Red Ecuménica del Agua pide que se adopte un enfoque global en las cuestiones relacionadas con el agua

Aprovisionamiento de agua en Yambio, pequeña cuidad de Ecuatoria Occidental, Sudán, marzo de 1995.

07 de junio de 2007

"El intercambio de nuestras experiencias ha puesto de manifiesto que no hay que separar nunca el abastecimiento de agua, el saneamiento y la protección del medio ambiente, sino que es preciso trabajar con un enfoque global", se dice en la declaración final de la conferencia sobre la función de las iglesias en relación con el agua en África, celebrada del 21 al 25 de mayo en Entebe, Uganda.

Asistieron la conferencia casi 70 participantes, entre los que figuraban dirigentes de iglesias, teólogos, expertos en cuestiones hídricas y coordinadores de proyectos, procedentes de 19 países africanos, así como de Europa y América Latina, que se reunieron para examinar la función de las iglesias ante la crisis del agua en África. Organizó la conferencia la Red Ecuménica del Agua (REA), en cooperación con el Consejo Cristiano Unido de Uganda (UJCC), la Conferencia de Iglesias de Toda el África (AACC) y el Organismo para la Cooperación e Investigación sobre el Desarrollo (ACCORD) con sede en Uganda.

Los participantes instaron a los gobiernos y a las instituciones multilaterales a que respeten el derecho humano al agua y cumplan sus obligaciones relacionadas con el suministro de este bien. "Una medida importante es dar prioridad al suministro justo y sostenible de agua a los pobres y a los más excluidos y hacer que el agua y el saneamiento sean componentes importantes de los presupuestos nacionales y otras asignaciones financieras, incluida la ayuda para el desarrollo", se afirma en la declaración final de la conferencia leída por la obispo Elisa Buberwa de la Iglesia Evangélica Luterana de Tanzanía.

La conferencia señaló que, pese a las promesas realizadas en el contexto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en las zonas rurales de África el 65% de la población no tiene acceso a suficiente agua potable y el 73% carece de un saneamiento adecuado. Esto limita las posibilidades de alcanzar dichos objetivos. "No se podrá vencer nunca la pobreza", se dice en la declaración, "si no se resuelve debidamente el problema del agua y el saneamiento.

En su alocución de clausura, el metropolita Jonah Lwanga, de la Iglesia Ortodoxa de Uganda, criticó la tendencia actual a comercializar y privatizar los bienes comunes. Estimuló a los participantes en la conferencia a "continuar con entusiasmo, en el país y en la región, el debate sobre las cuestiones tratadas".

Los participantes expresaron su preocupación por el cambio climático que causa lluvias imprevisibles, prolongadas sequías, inundaciones devastadoras, la desertificación y el agotamiento de los manantiales. "Se hallan en peligro la existencia y el futuro de millones de personas", dice la declaración.

Afirmaron que el acceso al agua es un derecho humano fundamental, la protección y el control de los recursos son una de las responsabilidades fundamentales de los poderes públicos y no se debe tratar el agua como un producto comercial, sino como un bien social esencial para las generaciones presentes y futuras. "Es posible suministrar agua a todos. La condición previa para hacerlo es dar prioridad a los pobres y a los más excluidos en las políticas sobre el agua y en la asignación de los fondos", se dice en la declaración.

Los miembros de iglesias y organizaciones religiosas subrayaron que el agua es la cuna y la fuente de la vida y una expresión de la gracia de Dios concedida para siempre en beneficio de la humanidad y la creación. Reconocieron que los grupos de inspiración religiosa están llamados a ejercer una gestión responsable del agua, conservándola y compartiéndola, en beneficio de la humanidad y la creación.

El programa de la conferencia incluía la interacción con las comunidades locales. Los participantes visitaron un asentamiento extraoficial en la ciudad de Kampala y comunidades rurales en la región occidental de Masaka y en Busoga, en el este. La conferencia declaró que la participación de las comunidades rurales y las comunidades desfavorecidas en todas las etapas de la intervención en las cuestiones del agua es no sólo un imperativo democrático, sino también una condición previa indispensable para la sostenibilidad y para la paz.

Los participantes aprovecharon la oportunidad para informarse sobre las tecnologías y sistemas utilizados en otros países africanos, que podrían emplear en su propio trabajo. Se insistió en la necesidad de intensificar el intercambio de conocimientos sobre prácticas óptimas. La Red Ecuménica del Agua (REA) facilitará la continuación del diálogo entre los participantes en la conferencia y lo ampliará para incluir a otras iglesias y organizaciones relacionadas con las iglesias. Se proyecta celebrar varios talleres de seguimiento en 2008.

La REA es una iniciativa de iglesias, organizaciones y movimientos cristianos, que defiende el agua como derecho humano y trabaja para promover el acceso al agua de todas las personas por medio de acciones de base comunitaria realizadas en todo el mundo.

Contactos para los medios:

Maike Gorsboth +41-76-459-7727

Dunstan Ddamulira +256-772-457726

El texto completo de la declaración de la conferencia de la REA puede verse (en inglés) en:

www.oikoumene.org

Véase también nuestro comunicado de prensa del 17 de mayo de 2007:

www.oikoumene.org/es/novedades/news-management/all-news-spanish/display-single-spanish-news/article/1634/conferencia-de-la-red-ecu.html